‘Incident at Loch Ness’ nos muestra el detrás de cámara y las entrevistas de un documental producido por Zak Penn y dirigido por Werner Herzog sobre el mito del monstruo del lago Ness. Una producción caótica con una expedición de cinco días, que cada vez se va volviendo más turbia.

Dirigida por Zak Penn, este falso documental utiliza todos los códigos del documental clásico, jugando con el punto de vista de un director que está grabando a Herzog hacer su película en Escocia. Poco a poco el mito se va volviendo realidad, transformando lo que aparenta un detrás de cámara en una película de terror y aventura.

“Filmaking is a chain of banalities”

Lo mejor de la película es cómo va jugando con el espectador a través de los códigos del documental clásico. Primero vemos una presentación del conflicto, un cuerpo flotando en el agua. De ahí partimos al documental sobre Herzog que se está grabando, vamos conociendo el equipo poco a poco mientras nos cuentan en entrevistas a que se dedican profesionalmente.Luego viene el viaje a escocia, donde terminamos de conocer los personajes y se desenvuelve la trama de la búsqueda del monstruo del Lago Ness. Todo esto a través de planos típicos de entrevista contra fondo plano, con planos tratando de agarrar los momentos y los típicos rellenos que se sacan del material de archivo y de tomas de relleno como paisajes y detalles.

El éxito de la película también se le atribuye a la gran actuación de los participantes que, aunque la mayoría hacen de ellos mismos, la reacción ante las situaciones extrañas se siente natural. Los conflictos y todo lo que ocurre nos lo creemos como el documental que trata de ser en un principio. Y es hasta que las cosas se ponen demasiado mal e incluso graciosas que aceptamos la ficción de la historia y vemos que ellos simplemente actuaban a ser ellos mismos en un rodaje.

Por demás, la película muestra el mundo del cine y las complicaciones de producción, los secretos de rodaje, las tensiones que se viven y los encantos de estar en aquella aventura de filmar. Una frase que me encanta de la película es la de arriba, comienza con el director del documental de Herzog grabandolo tratando de cambiar una cuchilla de afeitar pero que no le funciona porque es otro tipo de montura a la que él tiene. Herzog lo mira y le pregunta retóricamente “Por qué estás grabando esta vanalidad?” e inmediatamente dice (respondiendo su propia pregunta) “ Claro, es que el hacer cine es una cadena de vanalidades”. Esta película contiene una pequeña clase de cine donde Herzog explica el espíritu de hacer cine.

lochness
Zak, why exactly am I wearing a g-string bikini?

Por el lado de lo que no puede gustar, al tratar de mostrarnos el mundo documental para meternos en la historia, el comienzo de la película es lento y, a quienes no les gusta el documental clásico o los documentales per se, les puede parecer aburridor. A mi que no soy de documentales (y que cuando la vi por primera vez no sabía siquiera que era un falso documental), al principio solo aceptaba seguir la historia por ver cómo Herzog pensaba mientras rodaba.

“At least I’m not dragging a boat over a hill…”

Vuelvo y hago trampa con el tema del día tal como lo hice con el día de la película de terror. Elijo esta película y no un documental verdadero porque me encanta cómo utilizan los códigos a la perfección para tratar el género de manera distinta y volverlo una ficción. Alguien que no sepa el contexto de la película puede verla y creer que todo es verdad, incluso el incidente con el monstruo del Lago Ness.

Es una película pensada para los amantes del cine, de cómo se hace, de sus lados oscuros y de la pasión que lo lleva a uno a sacar la aventura adelante.

Imagen: Captura de pantalla de ‘Incident at Loch Ness’

Advertisements