‘Drive’ cuenta la historia de un conductor que trabaja en acrobacias para cine y que también hace trabajos de escape en atracos. El conductor conoce una chica, se enamora. Luego hará un último trabajo intentando ayudar al esposo de esta chica.

La película dirigida por Nicolas Winding Refn es una obra maestra de composición visual, intriga y acción. Su gran composición sonora le dió una nominación al Óscar, además la película fue ganadora de 73 premios a nivel internacional en festivales y medios. Una de esas películas que los amantes del cine no se pueden perder.

“Anything happens in that five minutes and I’m yours”

Lo más impactante de esta película es cómo luce. La fotografía constantemente mezcla los colores fríos y cálidos en armonía para que todo luzca precioso. Lo mismo se puede decir cuando se va a un toque totalmente cálido con un poco de brillo sobre la imágen (todos los momentos que el conductor está con la chica). Como dice uno de mis compañeros de piso, la película parece un videoclip y de los buenos. Este impacto visual no se gasta por muchas veces que lo repitan. Todo este impacto además encuadrado de manera impresionante para que tengamos que observar las cosas con detalle, las distintas historias. Si quieren conocer más sobre cómo están compuestos los planos en la película, les recomiendo ver el video del canal de Every Frame a Painting sobre el sistema de cuadrantes.

Después de este impacto se encuentra la asombrosa actuación de Ryan Gosling. Algunos dirán que parece que era fácil, pues solo tiene que ser callado, introvertido y ya. Pero no es solo eso. Ryan Goslin nos transmite esa introversión, pero a su vez con la mirada o con pequeños gestos en las manos nos está mostrando cómo siempre está atento al detalle, a la posibilidad de peligro. Con Irene, la chica, siempre trata de mover las manos, se le nota siempre nervioso por tratar de caerle. Sin estos pequeños detalles escenas como la del elevador perderían fuerza, pero justamente porque siempre nos están indicando esos detalles de observación y gestos es que aplaudimos cuando porfín es capaz de mover el brazo para esconderla contra la esquina del elevador para besarla y luego despedirse una vez más con la mirada.

Y tampoco podemos olvidar que la historia está muy bien armada. Conocemos al conductor sin nunca saber su nombre, ni necesitarlo. No tenemos certeza de su futuro tras la película, sin embargo esperamos lo mejor, ya que debió sacrificar todo por ese pequeño momento de amor. Es un romance con mucha acción, uno que termina sin que el héroe se quede con la chica, pero en el que hizo todo por ella y nos lo creemos.

drive
Getting to be around you and Benicio was the best thing that ever happened to me.

Por el lado de las cosas malas, es otra película que acaba. Y de esta no hay continuación.

“I have to go somewhere and I don’t think I can come back.”

La categoría para hoy era mi actor favorito. Ryan Gosling ganó ese título desde que vi esta película y luego otras como ‘Blue Valentine’ y ‘Crazy, Stupid, Love’. Para mi solo era el tipo buenón que amaban las chicas por buenón, pero, al igual que otros como Leonardo DiCaprio y Matthew Mcconaughey, se quitaron el rol de rol de apariencia para volverse actores impresionantes. La categoría estaba de hecho entre esos tres y Al Pacino, pero ‘Drive’ es ‘Drive’ y es lo que hace que confíe en ver cualquier película donde me digan que actúa él.

Imagen: Captura de pantalla ‘Drive’

Advertisements