‘Space Jam’ comienza cuando unos alienígenas del planeta ‘Moron’ (estúpido en inglés) vienen a la tierra a intentar secuestrar y esclavizar a los personajes de Looney Toons. Bugs Bunny y sus amigos no se dejarán capturar sin pelear, por lo que engañan a los alienígenas a jugarse esta captura en un partido de basquetbol. Los alienígenas utilizan su tecnología para apoderarse del talento de los mejores jugadores de la NBA, amenazando la libertad de las caricaturas de la Warner. Así que Bugs recluta a Michael Jordan, quien estaba retirado del básquet por irse al béisbol (razón por la que no se robaron su talento). Con esto se preparan a jugar el partido máximo por la libertad.

Dirigida por Joe Pytka, la película del 96 es una buena y ligera historia para una generación que ama los cortometrajes animados de los Looney Toons. Con el uso de nuevas tecnologías de 3D y el uso de rotoscopía, la película tiene aspectos muy interesantes a resaltar, a parte de la banda sonora cuyas canciones invadieron los top 10 de miles de emisoras y aún siguen vigentes en la memoria el día de hoy.

“Mmmm, ¿Qué hay de nuevo viejo?”

‘Space Jam’ utiliza el sistema de rotoscopía y se asemeja mucho a lo que ya se había hecho antes con la película de ‘Who Framed Roger Rabbit?’: mezclar el universo de las caricaturas con la realidad. Pero lo que hace más interesante esta película es la plata que gastaron para hacer animaciones 3D y efectos especiales que integraban las leyes de las caricaturas a los humanos en ciertas escenas, como cuando a Michael Jordan los Monstars lo vuelven una bola, o Stan queda aplastado como un panqueque. Este tipo de animación estaba muy bien lograda, incluso mejor que películas de comienzos de los 2000.

Por demás, la historia es básica y funcional. Solo se abren dos subtramas: el partido de béisbol y lo que pasa con los jugadores que perdieron su talento. Por lo que a nivel de guión no necesitaron mucho esfuerzo para cerrarlos sin dejar cabos sueltos. La trama principal, el partido, es muy clásico en la historia del héroe que siente que no tiene el poder pero siempre termina enfrentándose y derrotando los obstáculos.

Y lo demás  que está genial de la película son las referencias cinematográficas, como Elmer y Sam como los protagonistas de ‘Pulp Fiction’ y el chiste de ‘Ghostbusters’ cuando aparece Bill Murray como substituto.

jam-v2
Hermosa Lola

Por el lado de lo que no gusta tanto, la película es en realidad un mediometraje. Las dos subtramas que ocurren sirven para rellenar tiempo de pantalla y poner uno que otro chiste, pero no apoya a la historia ni el desarrollo de los personajes principales. Pero es entendible al ser una película de niños que necesitaba vender los Looney Toons y la imagen de Michael Jordan.

“Nunca me vuelvas a decir muñeca”

Cuando tenía 8 años era un gran aficionado a los Bulls de Chicago además de ser el fan número uno de Bugs Bunny (si, yo era chico Warner que no le gustaba Disney). Durante esos años lo único que yo quería en mi vida era ser hábil, gracioso y valiente como el conejo de la suerte. Así que esta película era lo más increíble que había podido pasarme. Compré el VHS, compre el CD de la banda sonora, tenía posters, cuadernos y demás, con los que duré hasta que me fui a vivir a Estados Unidos en 1999. Incluso alcancé a tener una camiseta de Lola Bunny, quien era mi amor en esa época, porque Bugs aprobaba.

Aunque lo más probable es que la gente esperara algo de Pixar o incluso la película de Pokémon, siempre tengo el recuerdo de mi afición por los Looney Toons, y por eso seguiré luchando por mi objetivo de ser Bugs Bunny algún día.

Imagen: captura de pantalla ‘Space Jam’

Advertisements