‘Harry Potter and the Order of the Phoenix’ es la quinta entrega de la saga de Harry Potter. Tras un ataque de Dementors en el pueblo donde vive, se ven los problemas políticos que surgen por el regreso de Voldemort en la entrega anterior. En esta ocasión Harry nota que tiene cierta conexión con el amo oscuro. Esta conexión puede estar conectada con la profecía, un artefacto que puede ser la clave que definirá el futuro entre Voldemort y nuestro héroe.

La película dirigida por David Yates trata de enfocar el film en las inseguridades de un joven adolescente que siente que es ignorado y reprochado por ser quien es. Por otro lado introduce nuevos personajes y presenta la Orden del Fénix, una sociedad que busca crear resistencia a los avances de Voldemort. Como es usual en las películas de la saga, está acompañada de su maravilloso trabajo técnico que lleva la magia a la realidad.

“Neither can live while the other one survives”

Lo que más me gusta y gustará de las películas de ‘Harry Potter’ es cómo se representa la fantasía del libro en la pantalla grande. Los efectos especiales están muy bien trabajados para la época, el arte los cautivará llevándolos al mundo mágico y la fotografía en esta película está muy bien trabajada para sentir ese sentimiento de soledad y desesperación de Harry.

Por demás, la narrativa es muy normal. Se presenta el problema de soledad de Harry desde el comienzo y se va complementando con la falta de atención, los secretos y las frustraciones de esconder sus palabras a la gente tras la llegada de la nueva maestra de Defensa contra las Artes Oscuras. La falta de la figura paterna de Dumbledore y Sirius está bien seguida, lo que nos lleva a sentir ese momento de tensión con la invitación de Voldemort a Harry para ser como él.

Algo que siempre me agrada mucho es lo que hay detrás de poder ver a los thestrals y el cómo Harry intenta salir de esa oscuridad al formar la Armada Dumbledore. Hubiera sido interesante ver más de ello.

hapott
The only people who can see them are those who’ve seen death.

Por el lado de lo que falla, todas las subtramas están incompletas o simplemente perdidas. Lo que crea mucho tiempo de relleno y pierde oportunidades de aprovechar más el material base. Lo ideal es que entre todo lo que presentaron eligieran tres para desarrollarlas de la mejor forma, pero al final deben presentar y mostrar cosas que en su momento no se sabía si iban a entrar en las futuras películas. Solo para nombrar algo de lo que se encontrarán está: el hermano de Hagrid y lo que hace la orden del Fenix mientras, el desarrollo de artefactos y la expulsión de los hermanos Weasley, la Armada Dumbledore, la profecía, las clases de oclumancia, los estudios para los O.W.L., el romance de Harry y Cho y todo lo que está alrededor de la llegada de Umbridge como profesora de defensa contra las artes oscuras.

Todas estas cosas se presentan, pero se trabajan a medias. Y ya saben que el que apunta a todo lado no atina a donde es.

“I must not tell lies”

La elección de esta película para esta categoría no fue muy fácil. Las ocho de ‘Harry Potter’ eran nominadas, pero tenía que encontrar una de ellas que me supiera más, que recordara con más detalle. El lío con esto es que casi todos los meses me veo una o dos películas de la saga y todas me gustan y me atrapan. Al final la decisión la tomé pensando en los libros, en saber que tengo ambos elementos dentro de la cabeza y que ‘Order of the Phoenix’ es de las que más me influenciaron a iniciarme en el cine cuando aún estaba en el colegio.

Lo que más recordamos siempre será lo que nos cambió de alguna manera la vida.

Imagen: Captura de pantalla ‘Harry Potter And the Order of the Phoenix’

Advertisements