‘Blue Valentine’ es la historia de chico conoce chica… pero su versión real. La película muestra la vida de este par de personajes, el momento y la felicidad cuando recién se conocen y el momento y la tristeza que terminan en lo más bajo de la relación.

La película dirigida por Derek Cianfrance es una visión cruda de las películas románticas. Nos da todos los elementos a los que estamos acostumbrados los que amamos este género por la esperanza de un final feliz; pero a su vez va destruyendo esa esperanza con los elementos que muestran la realidad del amor y el romance en las parejas modernas. Esto, acompañado de una dirección de fotografía espectacular y una narrativa interesante. Lo que le dio una nominación a mejor película por la actuación de Michelle Williams y le ganó siete premios en festivales internacionales.

“Do not touch the young lady in my taxi”

Lo primero que me atrae de esta película es la espectacular fotografía, los tonos fríos que acompañan el elemento rojo que tenga Ryan Gosling en la escena y la naturalidad con la que se colorea el ambiente de colores saturados y luces estalladas. Es una estética poco común para el género y que acompaña muy bien esa intención de rompernos la esperanza romántica que tanto amo.

Por otro lado, la actuación de Ryan Gosling y Michelle Williams es impecable. Nos creemos su amor, nos creemos la espontaneidad e ira del personaje de Dean y la ingenuidad y cansancio del personaje de Cindy. Les creemos porque son capaces de hacernos sentir como ellos, de enamorarnos para luego romper nuestro corazón.

Y para concluir con los mejores aspectos, la narrativa de la película es muy especial. El juego de las secuencias en paralelo para mostrarnos el ahora y antes de los personajes ayudan a centrar al espectador en el declive de la relación, para poder crear un gran contraste de sentimientos con la oposición del matrimonio y el deseo de Cindy por tener un divorcio.

Definitivamente una película para los románticos. Que nos parte el corazón, pero nos hace enamorarnos más del amor.

blue
¿Sabes cómo es cuando una canción suena y simplemente tienes que bailar?

Por el lado de lo que no me gusta tanto. Aunque es para dar un punto sobre los celos de Dean, la aparición del exnovio de Cindy en la licorera y luego el momento del pasado de cuando golpean a Dean me parecen que sobran. Los celos se ven de sobra en la pelea con el doctor y no son necesarios desde antes. La golpiza del pasado solo da pie a volver más incomoda la situación de la cena familiar, que ya tenía suficiente también con las cosas vergonzosas y el acting de Ryan Gosling.

“I feel like men are more romantic than women”

Este día es el turno de la tristeza, y esta película logra ese sentimiento en mí porque su final me desgasta: por un lado mi yo romántico quiere que sea un final feliz y darle la redención a Dean. Por el otro lado, mi yo realista sabe que el amor puede ser una mierda, por lo que no hay un ‘para lo mejor o para lo peor’. Esa incertidumbre termina en la tristeza que el amor siempre trae, las incertidumbres del ‘qué pasaría si’.

Pero “no sé, siento que tal vez deba dejar de pensar en ello, ¿sabes?. Pero no puedo. Tal vez es que veo muchas películas, sabes, amor a primera vista”.

Imagen: Captura de pantalla ‘Blue Valentine’

Advertisements