‘Monty Python and The Holy Grail’ cuenta las aventuras del Rey Arturo y sus caballeros de la mesa redonda. Tras ensamblar su equipo de guerreros, Dios habla con el rey, dándole la misión de encontrar el santo grial. El rey y sus caballeros comienzan a recorrer las tierras de Bretaña en búsqueda del artefacto sagrado. ¿Contra qué arduas tareas se encontrarán los guerreros de Camelot?

Dirigida por Terry Gilliam y Terry Jones, la hilarante comedia es una parodia situada en la época del medioevo. Los directores agarran un compendio de pequeñas historias sobre el Rey Arturo, Sir Lancelot y los demás caballeros de la mesa redonda, dando un giro paródico a estas aventuras, tergiversando el carácter de los personajes y añadiendo su sátira sobre la sociedad y la política, que ya era bien característica desde su show en televisión. Solo vean el tráiler.

“ ‘Tis but a scratch!”

Monty Python es uno de los iconos de la comedia a nivel mundial y en esta película demuestran cómo hacer reír con cualquier tipo de comedia. Batallas contra conejos, discusiones entre el rey y los plebeyos sobre el sistema político, la teoría de la lógica sobre cómo saber si una bruja es una bruja, comedia física e incluso los créditos de entrada. Al estilo de estos genios de la comedia (y el cine en general) verán chiste tras chiste desarrollar de manera entretenida estas aventuras medievales.

Uno de los elementos más impresionantes de la película es la gran producción. Para la época, el diseño de arte está muy bien elaborado, integrando bien el contexto histórico y sacando el máximo provecho de las tierras de Gran Bretaña. Aunque ambos Terry fueran actores populares, este tipo de inversión no se le da a muchos para una ópera prima, mucho menos para comediantes de televisión.

monty
Él lo recomienda.

Pero, los orígenes de los directores pueden ser lo que más falla de la película. El film está estructurado como una serie de sketches que avanzan la historia desde la presentación del Rey Arturo hasta la batalla final por el santo grial. Y, a pesar de funcionar para su sentido estructural,el hilo de la historia se pierde muchas veces. Tantas que ni el constante uso del Deus Ex Machina salvan los momentos que están ahí como un pequeño relleno de risas.

“There are some who call me… Tim”

Esta película llega al listado como la mejor comedia por su gran despliegue de técnicas para hacernos reír. Mi comedia favorita es ‘Hot Fuzz’, de Edgar Wright. Pero es aquí donde las mejores comedias británicas (mi humor favorito) se originan. Si algún día quieren ser escritores, actores, directores o entrenadores de alces en comedia, ‘Monty Phython and the Holy Grail’ debería ser su manual de iniciación a este complicado arte de hacer reír a las personas.

Imagen: Captura de pantalla de ‘Monty Python and the Holy Grail’

Advertisements