‘In the Mood for Love’ cuenta la historia de dos matrimonios, la del Sr. Chow y la de la Sra. Chan, quienes se mudan el mísmo día a un edificio en apartamentos adyacentes. Las respectivas parejas comienzan a tener un amorío. Cuando se dan cuenta de esto, el Sr. Chow y la Sra. Chan comienzan a buscar el motivo que llevó a sus parejas a engañarlos con el otro.

La película dirigida por Wong Kar-wai es una magnífica historia de amor que atrapará el corazón de los espectadores en el desarrollo de la relación de los protagonistas. La cinematografía de Christopher Doyle, como es usual, deleitará al espectador plano tras plano en este suave vals. Solo una obra maestra como esta se lleva 44 premios alrededor de los festivales internacionales. ¿no?

“Me pregunto cómo comenzó”

Quizás lo más llamativo de ‘In the Mood for Love’ sea lo que esconde detrás de s temática: la fantasía que creamos para olvidar la realidad que nos ataca. Esto probablemente se ha dicho en muchos análisis de la película (mi favorito siendo el del canal de Nerdwriter), pero es algo que no se puede omitir, pues es el corazón de lo que nos atrapa como espectadores.

La película nos lleva a través de lo que ocurre entre los cuatro personajes: el Sr. Chow, la Sra. Chan y sus parejas. Sólo utilizando a los dos protagonistas vemos dos historias paralelas: el amorío de las parejas y la relación prohibida que se está formando entre Chow y Chan. Pero ellos no quieren ser sometidos ante el juicio de los demás, por lo que esconden sus sentimientos con fuerza, mientras nosotros los espectadores los encasillamos en nuestro juicio y nuestro propio deseo de un resultado.

Para esto, Wong Kar-wai lleva el ritmo de la película en una especie de bucle lento, perdiéndonos a nosotros los espectadores en el tiempo que transcurre dentro de la pantalla. Lo que parece que dura días, semanas, meses y años ocurre en tan solo hora y media de nuestras vidas. Pero las vivimos junto a los protagonistas, acompañadas además de la hermosa composición de la fotografía de Christopher Doyle, quien además refuerza este juicio sobre los personajes al encerrarlos en cuadros dentro del cuadro de la película. Interponiendo objetos para hacernos (a los espectadores) sentir como espías que buscan las pruebas de infidelidad.

Y la banda sonora… por todos los dioses.

inthemood

Y nuevamente me encuentro con una película a la que no se qué encontrarle de malo. Pero siempre están los peros.

La película acaba. Si la han visto, ¿no quisieran más?

Por suerte luego tienen que ver 2046.

“No creí que te enamorarías de mi”

Lo escribí antes en la nota de cómo llegué al mundo del cine. Wong Kar-wai y el cine asiático llegaron a mi en la elección de un papel al azar. El golpe de su filmografía me invadió, dejándome con el deseo de conocer más de este mundo que se comunica a través de un lenguaje simbólico y este estilo de narración. Además la fotografía de Christopher Doyle guió mi camino a querer ser un cinematógrafo.

‘In the Mood for Love’ entra en este listado como la mejor película ‘drama’ no solo por su perfección, sino por cómo definió mi futuro en el mundo del cine.

Imagen: Captura de pantalla ‘In the Mood for Love’

Advertisements