‘Shaun of the dead’ cuenta la historia de un hombre promedio (fracasado), con una vida promedio (en picada), una novia promedio (que lo deja), un trabajo promedio (donde nadie lo respeta) y un mejor amigo que lo retiene en este estilo de vida. Sin embargo, un apocalipsis zombie llega, por lo que Shaun debe unirse a su amigo para salvar a sus seres cercanos y sobrevivir a la horda de zombies mientras trata de recomponer su vida de una vez por todas.

La película dirigida por Edgar Wright hace parte de la ‘Trilogía Cornetto’, y es una parodia al género de terror zombie. Ha ganado 15 premios en festivales internacionales gracias a su impecable guión, el estilo narrativo y perfección en los detalles paródicos.

“Panic on the streets of London”

Lo más impresionante de ‘Shaun of the Dead’ debe ser la perfección de la parodia del género, ya que no omite ningún elemento del terror: están los sustos, la ambientación oscura y fría, la música tenebrosa, la sangre y la típica historia de los personajes tratando de sobrevivir a un ataque mientras van eliminándolos uno a uno.

El desarrollo de la trama está muy bien guiado por la historia de Shaun. Como es usual en la comedia, el personaje comienza desde el fondo, algo lastimero. Pero es este fondo lo que lo hace recapacitar y querer obtener una victoria que lo redima de todas sus malas decisiones: sobrevivir a los zombies. Pero esta historia está muy bien balanceada con los elementos de terror que son los catalizadores que ayudan a Shaun a volverse cada vez más un personaje heróico. Al final no consideramos la victoria del protagonista como una redención de todo lo malo que lo origina, sino que vemos un personaje que mereció nuestro aplauso por superarse a sí mismo y quitarse el estigma del lastimero.

A nivel técnico, la narración está guiada por el estilo de edición rítmica de Edgar Wright, lo que hace que estemos constantemente entretenidos. Esto lo vemos a lo largo de la película en escenas como la charla de que algo debe cambiar en la relación de Shaun y Liz, el zapping de televisión donde nos cuentan lo que ocurre con el apocalipsis zombie y la gran escena donde suena ‘Don’t Stop Me Now’ de Queen.

shaunotd
¡Sonrían!

Lo único que nunca me termina de convencer del todo en la película es el rol de la mamá y el padrastro. Siento que este par de personajes son puestos para resolver el cliché de la pérdida de alguien amado y las palabras de redención que suele haber en varias películas de terror clásicas. Este rol usualmente lo debería llevar el personaje de Ed, pero como al final queda ‘vivo’, no es posible que él lo complete. Así que por eso creo que ponen al padrastro para suplir las palabras de redención y la madre de Shaun para mostrar la pérdida del ser amado. Pero, por otro lado, esto apoya lo que decía de que la película no omite ningún código del género de terror.

“David, kill the Queen!”

Al elegir esta película para el día de hoy tenía dudas si irme enserio por una película que me causara miedo (pensaba en ‘Audition’ de Takashi Miike) o si irme por la película que mejor maneja los códigos del terror. Al irme por la segunda opción, pensaba en que igual las películas de terror me hacen reír más de lo que me asustan, así que elegí la película que más me hiciera reír con los clichés del género.

Esta gran película los tendrá muy bien entretenidos con sus situaciones hilarantes, la espectacular banda sonora y las magníficas actuaciones de Nick Frost y Simon Pegg.

Imagen: captura de pantalla ‘Shaun of the Dead’

Advertisements