‘13 asesinos’ se sitúa durante el shogunato de Tokugawa. Comienza cuando Naritsugu, el medio-hermano del shogun, se vuelve una figura peligrosa para la estabilidad política. El ministro de defensa es obligado a tomar acciones en secreto, y para ello contacta a Shinzaemon, un viejo samurai cuya habilidad estratégica es clave para resolver el conflicto sin que se exponga el caso a los habitantes del imperio. Shinzaemon integra al equipo 11 samurai dispuestos a dar su vida por la estabilidad del imperio (encontrando en el camino al último integrante), y juntos establecen un plan que culminará en una impresionante batalla de los 13 guerreros contra el ejército de 200 personas que protegerán a Naritsugu.

La película dirigida por Takashi Miike en 2010 es una gran aventura samurai que atrapa al público en su intrigante trama. Que impacta con las situaciones, personajes y peleas.Es una obra maestra que moverá sus intestinos en una intensa batalla de 45 minutos. No es raro que la película haya ganado 14 premios en festivales internacionales en categorías como mejor película, mejor director y mejor cinematografía.

“Pierde tu vida, pero haz que el enemigo pague”

‘13 asesinos’ se toma el tiempo necesario para presentar a cada uno de los integrantes del grupo de Shinzaemón, utilizando un poco más de la mitad del film ayudando a encariñarnos con cada uno de ellos mientras mueve en paralelo la planeación y el desarrollo del plan para detener a Naritsugu. El beneficio de esta decisión en que que a través de estos integrantes logramos comprender el contexto del pueblo, los principios que se quieren defender y aprendemos a apoyar el honor de guerrero que nos hacen aguantar los sangrientos 45 minutos de batalla hacia el final.

Miike balancea muy bien el ir dándonos momentos de entretenimiento e historia para sobrepasar el proceso de planeación en la primera hora de película. Luego baja el ritmo para mostrar un poco el inicio del desarrollo del plan. Esta bajada nos tensiona como espectadores, nos sumerge en el deseo de ver si las predicciones del grupo se están cumpliendo. Y el director nos pone la piel de gallina en la última hora con una escena de pelea impresionante, que va cerrando poco a poco a los heroicos personajes quienes apoyamos con fervor.

A nivel técnico hay que decir que los departamentos logran meternos en la realidad de la película de manera efectiva. El espectador se logra empapar de la época mientras se entretiene con las impresionantes coreografías de batalla.

assassins3

Pero, para hablar de lo que no me convence mucho, durante el segundo bloque (el desarrollo del plan para tender la trampa) tiene varios momentos muertos que pueden bajar nuestra atención demasiado. Aunque este ritmo bajo está pensado para tensionarnos y darnos el subidón con la batalla, por momentos puede irse demasiado antes de volvernos a traer con un chiste o una situación de información.

“¿Por qué ustedes los samurai son tan arrogantes?”

Aunque tuve un poco de duda en cuál elegir para esta categoría (por candidatos como ‘Hot Fuzz’, ‘The Dark Knight’ y ‘Kill Bill’) la razón que se llevó la categoría fue por su gran batalla del final. Lo que más me sorprende de esta película es cómo utiliza la acción para desarrollar la historia, mientras que muchas películas utilizan este elemento como factor de relleno y entretenimiento. Como es usual en Takashi Miike, la violencia es parte de la personalidad del film y es lo que la mantiene adelante, es lo que nos invita a seguir viéndola hasta el último momento, es esa violencia que al final hace que nuestros corazones estén tranquilos.

¿Cuál es su película de acción? ¿Qué les pareció ‘13 asesinos’?

Imagen: Captura de pantalla de ’13 Asesinos’

Advertisements